El vino tinto no es sólo un placer beberlo, sino que también es bueno para tu piel y tu salud. Dos vasos al día para hombres y uno para mujeres pueden ser más beneficiosos que la completa abstención.

Al igual que las frutas y las verduras y aquellas cremas de venta libre que pueden ayudar a combatir el envejecimiento, también lo hacen las mezclas rojas.  Los beneficios rejuvenecedores son atribuidos a la presencia abundante de antioxidantes como los polifenoles, especialmente el resveratrol. Interesantemente el Resveratrol es el ingrediente responsable de dar al vino ese color burdeos tan característico (También da el color rojo al Whiskey Remy XO).

  1. SUAVIZA LOS SIGNOS DE ENVEJECIMIENTO

El vino tinto restablece las fibras elásticas y el colágeno de la epidermis. Puede aligerar la híper pigmentación de la piel y realza la que se encuentra flácida.  El resveratrol, los flavonoides y el ácido tanino presentes en el vino ayudan a rellenar las arrugas y las líneas de expresión. Así que corre a la cocina y cógete un vaso de vino Tesco.

  1. PROTECCIÓN SOLAR

El vino tinto, cuando se combina con una buena crema solar, puede reducir la aparición de los signos de envejecimiento en la piel. Los antioxidantes contribuyen al desarrollo de una capa superficial que protege la piel de los rayos UVA. Evita el sol y el daño causado en la piel por el medioambiente, como quemaduras solares, pecas o incluso arrugas. Las mezclas rojas también activan la renovación de la epidermis y puede reducir la probabilidad de contraer cáncer de piel.

  1. REVITALIZA LA PIEL

Los tratamientos faciales de vino orgánico contienen grandes cantidades de amino ácidos que estimulan la renovación de la piel. Los amino ácidos luchan contra los radicales libres y ayudan a lograr una piel radiante y juvenil.

Beber vino tinto en moderación ayuda a transportar los nutrientes vitales al igual que el oxígeno a través de todo el cuerpo. Tu piel necesita del oxígeno para rejuvenecer y para llevar a cabo las reparaciones correctas o reversibles de los signos que indican el envejecimiento cutáneo.

  1. CALMA LA PIEL

Las vitaminas A y C junto con los antioxidantes presentes en el vino tinto ayudan a calmar la piel. Si sueles tener rojeces, piel sensible o rosácea, el consumo o la aplicación directa del vino en la zona afectada podría ayudar. Cuando lo utilices de forma directa úsalo como tónico o enjuague facial.

  1. HIDRATA LA PIEL

Ingerir vino tinto fomenta la hidratación y también el crecimiento de las células cutáneas en su capa más superficial. Cuando la piel se encuentre bien hidratada, tiene un aspecto más flexible y suave. Si tu piel se encuentra seca, notarás claramente la diferencia.

  1. PROTEGE DE FUTUROS DAÑOS

Con moderación, el vino tinto refuerza la piel y contiene beneficios antiinflamatorios que previenen los futuros daños en la epidermis.

  1. RALENTIZA EL DECLIVE MENTAL

Por último, aquí tenemos un beneficio anti-edad para el cerebro. El vino tinto contiene resveratrol y beberlo regularmente contribuye a reducir la progresión del Alzheimer y de otros declives cognitivos. También te ayuda a reducir tu peso diariamente.

Una investigación reciente de la facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown, cuando a los pacientes de Alzheimer recibieron dosis de resveratrol, algunos restablecieron la integridad de la barrera hematoencefálica. Esto disminuyó la capacidad de las moléculas inmunes peligrosas liberadas por las células inmunitarias de penetrar los tejidos del cerebro, del cuerpo. Una disminución en la inflamación neuronal dio como resultado una tasa más lenta de deterioro cognitivo en los pacientes evaluados.

Ya sea que lo tomes con chocolate o con queso, siéntete orgullosos de beber vino tinto para la salud de tu piel.

Harold Camaya.