Si te gusta el vino y el helado amarás nuestra siguiente receta

 

Se cree que el helado de vino tinto lo inventó una familia en Estados Unidos y poco a poco lo dieron a conocer. Parece mentira que en una tierra de vinos como es la comarca de O Ribeiro no se nos haya ocurrido a nosotros…

Lo cierto es que sabores de helados hay para todos, pero cada vez nos llegan más recetas que podemos elaborar en casa de cara a esta época estival y así refrescarnos un poquito. Y, es que a quien no le gusta un vino!

Te proponemos la siguiente receta para que puedas hacer tu propio helado en casa fácil y rápido

En primer lugar tenemos que hervir una botella de vino tinto con una rama de canela, ralladura de naranja y dos láminas de jengibre. Deja que se enfríe y retira la canela, la naranja y el jengibre, y refrigéralo 24 horas en la nevera.

Por otro lado, batimos 400 ml de nata a punto de nieve y añadimos 250 ml. de leche condensada y la reducción de vino. Después lo guardamos en el congelador y esperamos…

Tras unas cinco horas tendremos un helado rico y dulce que sorprenderá a todos nuestros invitados que podrán disfrutar de todos los beneficios que aporta el vino, no sólo en la cosmética natural, sino a nuestro paladar.

También podemos hacer una receta más sana sustituyendo la leche condensada por miel y 250 ml de leche de anacardos, muy fácil de hacer en casa y apta para todos los intolerantes a la lactosa y sus derivados. En este caso, tendremos que agregar 4 yemas de huevo (que también podemos sustituirlas por 5gr de lecitina de soja).

Pues ahí tenéis, dos recetas frescas, rápidas, fáciles y riquísimas que os encantarán.