Los beneficios de la Uva y del Vino Tinto

Publicado por  
 ago 17, 2018
  0   Comentarios
Los beneficios de la Uva y del Vino Tinto

Los componentes presentes en las uvas inhiben las enzimas claves para la proliferación de las células cancerígenas.

Escrito por Jim Barlow. (29.03.2005)

Los componentes de las uvas, incluyendo aquellos recientemente descubiertas, trabajan con fuerza para detener las enzimas responsables de la proliferación de las células cancerígenas, afirman los científicos de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign.

El trabajo realizado utilizando avanzadas herramientas de tipo molecular con cultivos de células provenientes de la uva  y  la enzima objetivo para nuevas estrategias contra el cáncer, ayudan a identificar cuales flavonoides presentes en las uvas y en el vino tinto son los principales responsables de las cualidades anti cancerígenas, dijo Mary Ann Lila, profesora del departamento de recursos naturales y ciencias ambientales. 

Los Flavonoides son un grupo orgánico de componentes que incluyen numerosos pigmentos de plantas solubles en agua responsables de los colores. Son más abundantes en uvas rojas que en blancas. 

La revista “Agricultural and Food Chemistry” ha publicado el estudio “Effects of grape cells cultura on Human Topoisomerase II catalytic activity and characterization of active fractions” de la Universidad de Illinois en línea antes que la publicación periódica. En este estudio se detalla una docena de nuevos descubrimientos presentes en los cultivos de las células del extracto de la uva y como algunas de ellas se unen para combatir la enzima conocida como ADN Humano Topoisomerasa II. Esta enzima es necesaria para la propagación del cáncer y se utiliza comúnmente en las investigaciones de esta enfermedad para detectar las sustancias químicas de las plantas.

“Los hallazgos se suman al argumento de comer alimentos integrales” dice Elvira González de Mejia, profesora del departamento de ciencias de los alimentos y nutrición humana. “Está claro que la sinergia es fundamental. Cuando una célula se transforma en maligna, esta enzima se expresa 300 veces más que una célula normal. Si podemos encontrar un componente o la mezcla de varios que puedan reducir la actividad de la enzima, las células cancerígenas morirían”

 La actividad sinérgica implica fitoquímicos específicos de las clases proantocianidinas y antocianinas de la variada familia de los flavonoides. Trabajan de manera más eficaz contra la enzima que los flavonoides quercetina y resveratol previamente identificados. Sin embargo, los componentes individuales tuvieron menos efectos sobre la enzima.

“Definitivamente teníamos una potente actividad contra el sistema particular de anticuerpos que estamos utilizando, el cual era el de la etapa de proliferación crítica de la carcinogénesis”, dijo Lila. “En nuestros estudios consecuentes en modelos animales, estamos obteniendo evidencia directa de que estos componentes en la uvas trabajar unidos en la lucha contra el cáncer. Ellos necesitan trabajar juntos para obtener la potencia necesaria que funciona”

Los investigadores estan rastreando dónde los flavonoides especialmente radiomarcados se congregant en ratas, en un proyecto financiado por el Departamento de Agricultura de EE.UU. “Estamos descubriendo que estos flavonoides son muy biodisponibles” dijo de Mejia. “Comiendo fruta, sabemos que el componente bioactivo involucrado entra en el torrente sanguíneo y se traslada a otras partes del cuerpo. Anteriormente, no teníamos conocimiento de esto”.

Lila, de Mejía y la co-autora Jeong-Youn Jo, estudiante de doctorado en el laboratorio de Lila, produjeron los cultivos de las células de uva que probaron de plantas de uva tinta específicamente criadas para su pigmentación y proporcionadas por los investigadores de la Universidad de Cornell, Ithaca Nueva York.

Utilizando muestras vegetativas de las plantas, en lugar de la fruta misma, el equipo de Illinois fue capaz de producir rápidamente toda la gama de flavonoides de la uva en mayor cantidad. Los investigadores posteriormente extrajeron intactos los flavonoides individuales. El trabajo analítico conlleva el uso de la cromatografía líquida de alta resolución en fase inversa y la ionización por electrospray LC (ESI)/ espectrometría de masas para perfilar los componentes más bioactivos.

Eventualmente, Lila dijo, que los investigadores pueden determinar dosis razonables para el consume terapéutico de las uvas ricas en flavonoides. Los suplementos que contienen flavonoides específicos probablemente no darán como resultado los beneficios deseados, de Mejía dijo, por que los componentes complementarios requeridos para la actividad sinérgica pueden estar ausentes.

“Algunos componentes que hemos identificado no han sido registrados en los cultivos de células ni de uvas” dijo de Mejía. “Algunos tienen una alta actividad inhibidora en las etapas de promoción y progresión del cáncer y tienen una alta probabilidad de trabajar contra la enfermedad”

The National Institutes of Health financiaron el trabajo publicado en la revista Agricultural and Food Chemistry.

Fuente: https://news.illinois.edu/view/6367/207342

Foto: Mary Ann Lila y Elvira González de Mejía

https://news.illinois.edu/view/6367/207342

Estudio completo: https://pubs.acs.org/doi/pdf/10.1021/jf048524w

Entradas relacionadas:

Deje una respuesta

Escriba el código